¿Por qué debo llevar mi reloj a revisión periódicamente?

El movimiento del reloj requiere un mantenimiento periódico. Los cambios en la viscosidad del aceite (el aceite se seca al cabo de cierto tiempo) pueden dar lugar a roces y perturbar la precisión del mecanismo provocando su atraso, su adelanto o su parada.

Si el reloj se adelanta o se atrasa de manera significativa, podría ser necesaria una revisión del movimiento. Aconsejamos llevar a controlar cada cinco años el movimiento del reloj a un Servicio de posventa autorizado Cartier. Si no has utilizado el reloj durante varios meses, tendrás que llevarlo puesto durante varios días antes de que su precisión se restablezca.