La correa del reloj es de piel

El cuidado y las revisiones de los correas de piel de Cartier les confieren una excelente calidad y, en condiciones normales de uso, garantizan una vida media de seis a doce meses. No obstante, el contacto con agua u otros líquidos puede acelerar su desgaste.

Se recomienda el cambio de la correa de piel del reloj en un servicio posventa aprobado por Cartier. El servicio propondrá modelos perfectamente adaptados a la caja del reloj, equipados con hebillas o cierres desplegables ajustables con certificado de autenticidad.