Tu reloj Cartier y el agua