¿Tengo que llevar mi joya a pulir periódicamente?

  • En la gran mayoría de las joyas, el pulido permite suprimir o reducir los arañazos eventuales sobre una superficie en oro. Dado que con esta operación se retira una fina capa de metal, se recomienda no efectuarla más de dos veces en la vida de una joya en oro blanco, o tres veces en la vida de una joya en oro amarillo.
  • Previamente, hay que asegurarse con nuestros joyeros Cartier de que el modelo puede someterse al pulido. Para eliminar los arañazos superficiales también se puede optar por el servicio abrillantado, una operación de pulido más suave. Nuestros técnicos están a tu disposición para efectuar un diagnóstico y recomendarte el servicio que corresponda.