Servicio de pulido para joyas

El servicio de pulido incluye una serie de operaciones meticulosas y delicadas con el fin de tratar hasta los arañazos más profundos presentes en una creación joyera.

El servicio de pulido incluye la eliminación de una fina capa de metal.

Cartier recomienda no realizar este servicio con frecuencia. Asimismo, se someten a estudio las características de la pieza de joyería, así como su historia particular, antes de someterla al pulido. El pulido no elimina arañazos profundos ni abolladuras.

Un experto pulidor de Cartier realiza este servicio, que incluye diagnóstico, pulido y limpieza. Para mejorar el brillo del oro blanco, las piezas se cubren a veces con una fina capa de rodio.

 

Servicio de pulido: desde 100 €

Diagnóstico

Los joyeros Cartier examinan cuidadosamente tu creación para determinar exactamente las operaciones necesarias.

Pulido

El pulido exige el savoir-faire de nuestros expertos para evitar deformar la silueta original de  la creación. Los joyeros Cartier siguen un riguroso proceso de varias etapas para lograr el deslumbrante resultado final o "pulido espejo" para la creación.

Limpieza

Para limpiar tu creación joyera, la sumergimos en un tanque ultrasónico con agua jabonosa tibia.

Otras operaciones realizadas
El oro blanco y el platino pueden ser sometidos a un baño de rodio para mejorar el brillo de la creación:
- antes del pulido: se elimina la capa restante de rodio
- después del pulido: se sumerge la joya en un baño de rodio
El joyero realiza una comprobación final para garantizar que la creación cumpla con los altos estándares de Cartier.