La limpieza de tu pluma estilográfica

Para garantizar que la pluma estilográfica funciona correctamente, se recomienda limpiarla aproximadamente cada tres meses, incluidos los siguientes casos:

  • Si la tinta se ha secado tras un periodo en el que no se ha utilizado;
  • Si se necesita cambiar el color de la tinta;
  • Si el flujo de la tinta es irregular.

Limpieza del bloque del plumín:

  • retira el cartucho de la pluma, limpia la pluma con agua limpia y sécala cuidadosamente;
  • para las plumas dotadas de émbolo, instala el émbolo lleno de agua fría en la pluma y deja que el agua pase a través del conducto.
  • Repite la operación hasta que el agua salga limpia.

Limpia las partes externas de la pluma con un paño suave y seco. No utilices nunca ningún otro producto.