Reloj de pulsera Tonneau

CARTIER PARIS, 1908

Oro amarillo, un cabujón de zafiro, pulsera de piel.

Movimiento calibre 10HPVM LeCoultre redondo, dorado, 18 rubíes, escape de áncora, volante bimetálico, espiral plana. 

Vendido a la condesa de Hohenfelsen, esposa morganática del gran duque Pablo de Rusia y una de las clientas más importantes de Cartier.

2.95 x 2.30 cm (caja)

Louis Cartier fue el primer joyero que definió los códigos estéticos de la relojería moderna. Contrariamente a sus colegas, para Louis Cartier la belleza de un reloj no depende únicamente de la decoración joyera. El volumen, la silueta y las proporciones, el aspecto del metal, la relación entre la caja y el brazalete tienen la misma importancia. Así, Louis Cartier se interesa desde un principio por los "relojes con formas", es decir, los relojes cuya caja rompe con la tradición de la forma redonda. Relojes "Tonneau" en 1906, cuadrados a partir de 1908, y "Tortue" en 1912, son los primeros ejemplos de una hermosa relojería concebida por un relojero innovador. En adelante, Cartier no cesará de imaginar nuevas formas, con frecuencia audaces, a veces excéntricas, pero siempre refinadas.

RELOJ DE PULSERA
TORTUE

CARTIER PARIS, 1919

Platino, un cabujón de zafiro, pulsera de piel. 

Grabado en el fondo de la caja: From the personnel American officer’s Hotel Paris, May 17th 1919.

Movimiento calibre 126 LeCoultre redondo, decoración falsas Côtes de Genève, rodiado, 8 ajustes, 19 rubíes, escape de áncora, volante bimetálico, espiral Breguet.

3.25 x 2.25 cm (caja)

Reloj de pulsera
con bisel curvado

CARTIER PARIS, 1965

Oro amarillo y rosa pulsera de piel Corona de cuerda plana muescada en el fondo. 

Movimiento calibre 496 LeCoultre redondo, decoración falsas Côtes de Genève, rodiado,15 rubíes, escape de áncora, volante monometálico, espiral plana.

2.8 x 2.0 cm (caja)

Reloj de pulsera
Crash

CARTIER PARIS, 1967

Oro amarillo, un cabujón de zafiro, pulsera de piel. 

Movimiento calibre 840 LeCoultre con forma de tonel, decoración Côtes de Genève, rodiado, 17 rubíes, escape de áncora, volante monometálico, espiral plana. 

Según la tradición, este modelo debe su forma original a la interpretación de un reloj dañado en un accidente.

4.25 x 2.50 cm (caja)

Reloj de pulsera
Maxi oval

CARTIER LONDON, 1969

Oro amarillo, un cabujón de zafiro, pulsera de piel. 

Movimiento calibre 840 LeCoultre con forma de tonel, decoración Côtes de Genève, rodiado, 17 rubíes, escape de áncora, volante monometálico, espiral plana.

5.25 x 2.28 cm (caja)