Cuando Jacques Cartier toma las riendas de la sucursal de Londres en 1906, descubre la joya del Imperio británico: la India. De sus numerosos viajes nace una inspiración doble, presente a partir de los años 1910. Por un lado, esta inspiración se materializa en joyas que evocan las artes decorativas indias; por otro, gracias a la adquisición de zafiros, esmeraldas y rubíes grabados tradicionales, en los años 1920, Cartier crea un estilo único y tornasolado que combina estas piedras de colores, y que se convertirá en uno los elementos mayores del arte de Cartier. Hacia 1970, este estilo recibe el nombre de "Tutti Frutti".

BRAZALETE DE ANTEBRAZO BAZUBAND

CARTIER PARIS PARA LONDRES, PEDIDO DE 1922

Platino, diamantes talla antigua.

Llevado por mujeres y hombres por igual, el bazuband es un brazalete tradicional indio de la dinastía mogola (siglos XVI - XIX). br /> Esta pieza es el primer brazalete de antebrazo realizado por Cartier. Cuenta con una armadura de platino articulada de una gran flexibilidad que le permite adaptarse a la curva del brazo. Tres anillos (desaparecidos en la actualidad) con pavé de diamantes permitían fijarlo alrededor del brazo, pero también podía lucirse como colgante, broche o adorno de corpiño. Fue realizado bajo pedido con piedras aportadas por el cliente. De los 859 diamantes, tan solo 28 (para un total de 0,99 quilates) no fueron utilizados y le fueron devueltos. 

Vendido a Sir Dhunjibhoy Bomandji (1862 - 1937). 
Armador y poseedor de numerosas propiedades en la India y en Inglaterra. 
Apoya además numerosas obras filantrópicas y de caridad tanto en la India como en Gran Bretaña.

22,3 x 14,0 x 0,20 cm

COLLAR LARGO

CARTIER NEW YORK, PEDIDO DE 1925

Platino, una esmeralda hexagonal grabada de 85,60 quilates, 50 cuentas de esmeralda acanaladas para un peso total estimado de 517 quilates, diamantes talla 8/8, perlas finas.

Largo 75,05 cm; ancho del colgante 4,4 cm

BRAZALETE

CARTIER PARIS, 1929

Platino, diamantes talla brillante, y 8/8 zafiros, esmeraldas y rubíes grabados con forma de hoja, cabujones de zafiro y esmeralda, cuentas de rubí tachonadas con diamantes engaste cerrado.

18,0 x 7,15 x 0,75 cm

 

COLLAR INDIO

CARTIER PARIS, PEDIDO DE 1936,
TRANSFORMADO EN 1963

Platino, oro blanco, diamantes talla marquesa, baguette y redondos talla antigua, 13 zafiros talla briolette para un peso total de 146,9 quilates, dos zafiros grabados con forma de hoja de 50,80 y 42,45 quilates, zafiros grabados, cuentas de zafiro, un cabujón de zafiro, esmeraldas cuadradas grabadas, cuentas de esmeralda acanaladas y lisas, cabujones de esmeralda, rubíes grabados con forma de hoja, cuentas de rubí lisas y grabadas, cabujones de rubí. 

Originalmente, este collar indio colgaba de un cordón negro que se amarraba en la nuca. 

Pedido de Mrs. Daisy Fellowes.
Heredera del ilustre fabricante de máquinas de coser Singer, Daisy Fellowes solía ser considerada por las gacetas de los años 1920 y 1930 como "la mujer más elegante del mundo". Ciertamente, esta figura de la sociedad parisina contaba con las más indispensables cualidades sin las cuales no puede existir la elegancia: buen gusto y audacia. Cualidades que le valieron una sólida reputación de "hacedora de moda".

Largo 43 cm (abierto)