Panthère de Cartier

El reloj Panthère regresa a la faceta nocturna de Los Ángeles con una serie de imágenes protagonizadas por la actriz Courtney Eaton.

 

LA SCALA: con sus emblemáticos sofás de piel roja, el restaurante La Scala es como un club privado cuyas paredes están repletas de retratos de personajes de Hollywood, desde Chaplin hasta Marilyn.

GALERÍA REGEN PROJECTS: su atrevida programación y su espacio dan lugar a las instalaciones más envolventes y dinámicas del momento.

MULHOLLAND DRIVE: una vista espectacular sobre las colinas de Hollywood, donde comienzan las aventuras y los sueños del cine...

El reloj más famoso de los años 80 retoma los códigos del modelo original. Un icono del glamour que reivindica un diseño de una modernidad implacable.

 

El reloj Panthère de Cartier debe su eterna modernidad a la idoneidad de sus proporciones. Su credo consiste en saber ser a la vez joya y reloj.

Este modelo único, auténtico y sofisticado reúne todos los códigos de la Maison: el brazalete de eslabones de oro extremadamente flexibles que envuelven la muñeca, los tornillos alrededor de la esfera que marcan con su sello el estilo del reloj, los suaves ángulos que dan al cuadrado un aspecto más redondeado, la famosa corona de cuerda octogonal de zafiro y los números romanos.

Las líneas, el diseño, el brazalete... No se ha alterado ningún detalle. El reloj Panthère de Cartier posee una singular capacidad de resistir al paso del tiempo. Ahora, esta pieza resulta más actual que nunca, pues su estilo está en armonía con el ímpetu de nuestros tiempos.