Tank Solo

El diseño sencillo y contemporáneo de Tank Solo rinde homenaje a la estética única del Tank original y, a partir de su lanzamiento en 2004, se convirtió en un clásico.

¿Y si se pudiera elegir el color de los clásicos de la relojería Cartier? Para combinar con elegancia el color del reloj Ronde Solo de Cartier y Tank Solo, la Maison Cartier propone una selección de correas intercambiables de colores clásicos, vivos y acidulados. Un privilegio desarrollado exclusivamente para estos relojes, y reservado tanto para quienes ya poseen uno como para quienes lo acaban de adquirir. Una cuestión de gusto y de estilo que se instala con un gesto sencillo para crear una sorpresa. Relojes de firma que poseen la audacia de no parecer demasiado serios.

El legendario reloj Tank, diseñado por Louis Cartier en 1916, es un icono de la relojería moderna. Representa la alianza perfecta entre excelencia relojera y rigor geométrico. Desde hace más de un siglo, Cartier reinterpreta el reloj Tank permaneciendo siempre fiel al concepto original de Louis Cartier.

En el reloj Tank, las angarillas designan dos barras paralelas que integran sin ruptura los enganches de la correa. El encuentro armonioso de estos elementos (caja - enganches) marca un avance estilístico único en su género y corona la aparición del reloj de pulsera. El resultado es el fruto de numerosos años de reflexión e investigación.

En su último rol cinematográfico en la película El hijo del caíd, de G. Fitzmaurice, Rodolfo Valentino exigió que se le permitiese lucir su reloj Tank en todas las escenas.

Hoy en día podemos apreciar este hermoso anacronismo en las fotografías de esta película: el gran seductor vestido con el típico traje oriental luciendo su reloj fetiche.

Se trata de la primera aparición del reloj Tank en la pantalla.

El pintor estadounidense Andy Warhol, figura legendaria del Pop Art y gran organizador de la vida neoyorquina, sabía distinguirse del resto mejor que nadie.

Lucía su reloj Tank sin darle cuerda nunca: "En realidad no lo llevo para leer la hora..." ―confesó durante una entrevista.

El modisto francés Jean Charles de Castelbajac rindió un homenaje político-poético al reloj Tank en el semanario francés Madame Figaro al afirmar que: "Si Cartier fabricase todos los Tanks, tendríamos tiempo para vivir en paz".