La nueva colección de Alta Joyería de Cartier

Asociación de materiales, oposición de contrastes: las piedras preciosas y las piedras duras ornamentales se combinan para dar lugar a creaciones espectaculares. Un asociación inédita en Alta Joyería, un trazo de estilo y personalidad que Cartier continúa explorando desde principios del siglo XX, a través de la tensión constante entre la técnica y la creatividad.

 

Siluetas originales, materiales paisajísticos, las piedras de la nueva colección de Cartier desafían los códigos de la Alta Joyería. Unas gemas de una belleza radical que nos interroga y cuyo misterio nos conquista. Unas piedras enigmáticas, testigos del origen del mundo, que nos transportan más allá del tiempo.

 

Liberar a la Alta Joyería del metal y revelar la belleza de sus piedras. Componer estructuras ligeras para que las gemas se posen a flor de piel. Un arte del vacío que depende de la experiencia del savoir-faire: todos los elementos se articulan y se adaptan al cuerpo. En Cartier, el movimiento y la movilidad son prerrequisitos para cualquier creación.

 

En esta colección, el diamante realza el cuarzo rutilo, el zafiro se combina con el ópalo matrix, la esmeralda se asocia al cristal de roca... Las gemas entablan un diálogo entre ellas al que se suman la opacidad y la transparencia, lo mineral y lo precioso, los colores puros y los cambiantes, la tierra y la luz.