Volver

SUS CREACIONES CARTIER FAQ

Puedes:
- visitar la joyería Cartier de tu elección, y recuerda llevar el certificado de garantía del producto;
- o contactar con un consejero en tu centro de Atención al cliente en el + 34 900 505 403
Una vez que nos hayas confiado la joya, nuestros joyeros Cartier la examinarán para determinar el tipo de servicio que se debe efectuar y te transmitirán un presupuesto. Sólo tras la aceptación del presupuesto se efectuará el servicio en el más breve plazo posible.

Aplicando algunos consejos sencillos que te permitirán conservarla durante mucho tiempo en su estado original. El contacto permanente de la joya con la piel, y su exposición a las condiciones meteorológicas, a la contaminación o a los golpes requieren en contrapartida cuidado y atención. He aquí nuestras recomendaciones:
- Se recomienda quitarse las joyas antes de realizar una actividad física que pudiera dañarla, como el deporte, la cocina o la jardinería.
- Evitar todo contacto con los productos cosméticos o domésticos, ya que éstos contienen ingredientes que podrían decolorar sus joyas.
- Evitar los cambios bruscos de temperatura.
- Guardar sus joyas en un estuche individual, en su estuche Cartier original o en un compartimento separado de un joyero. Las cadenas deben estar cerradas, envueltas y colocadas en plano para evitar la formación de nudos.

  • Comprueba periódicamente los cierres.
  • Si contienen lapislázuli, coral, perlas, esmeraldas o, en general, si cuentan con un empedrado importante, su limpieza debe ser realizada por nuestros profesionales, en una joyería Cartier.
  • Si no incluyen este tipo de piedras, sumérgelas periódicamente durante algunos minutos en agua tibia jabonosa (jabón con pH neutro). Frótalas delicadamente con un cepillo de dientes muy suave. Acláralas cuidadosamente con agua tibia y sécalas con un paño suave, con una gamuza o con un pañuelo de microfibra.
    Para mayor información, acude a una joyería Cartier, o contacta con nuestro centro de Atención al cliente en el + 34 900 505 403.

  • Protégelas siempre de los impactos potenciales. Incluso el diamante, la más dura de las piedras, puede quebrarse o rozarse en caso de golpes o impactos repetidos.
  • Comprueba periódicamente las garras de engaste y controla los engastes.
  • Limpia la joya si las piedras pierden resplandor o parecen apagadas.

  • Si llevas sus perlas puestas con frecuencia, haz comprobar su ensarte una vez al año.
  • Evita vaporizar perfume sobre las perlas.
  • Límpialas con un paño húmedo sin jabón ni detergente.
  • Guárdalas por separado en un estuche individual. La luz, el calor o el contacto con el jabón o los detergentes podrán dañar las perlas.

  • En la gran mayoría de las joyas, el pulido permite suprimir o reducir los arañazos eventuales sobre una superficie en oro. Dado que con esta operación se retira una fina capa de metal, se recomienda no efectuarla más de dos veces en la vida de una joya en oro blanco, o tres veces en la vida de una joya en oro amarillo.
    Previamente, asegúrate con nuestros joyeros Cartier de que el modelo puede someterse al pulido. Para eliminar los arañazos superficiales también puedes optar por el servicio abrillantado, una operación de pulido más suave. Nuestros técnicos están a tu disposición para efectuar un diagnóstico y recomendarte el servicio que corresponda a sus expectativas.

Las joyas pueden sufrir daños si se llevan unas al lado de otras. De hecho, el roce de los dos anillos de un anillo, así como de las aristas de las piedras, puede ser la explicación de los arañazos observados.

Un golpe ha podido dañar el engaste de la piedra, lo que explicaría su fragilidad. No siempre somos conscientes de lo que hacemos pasar a nuestras joyas y, más particularmente, a un anillo, al ponerlas en contacto con las llaves, un bolso, una puerta de coche, etc. Mientras que las joyas están elaboradas con los mismos criterios de excelencia que en el pasado, nuestro modo de vida actual las somete a condiciones más difíciles.

Cuando un golpe daña el cuerpo de un anillo, es imposible devolverle su forma. Sólo la refabricación, es decir, la fabricación de un cuerpo de anillo idéntico, permitirá que el anillo vuelva a su estado original.

Cartier te ofrece la posibilidad de cambiar la talla de tu anillo. No obstante, este servicio sólo está disponible para algunos tipos de anillos y modelos.
Para mayor información, acude a una joyería Cartier, o contacta con nuestro Servicio al Cliente en el +34 900 505 403.

La Maison Cartier ofrece una amplia variedad de tallas, entre las que tienen mayor demanda, para cada uno de los modelos de anillos Cartier existentes. Dado que esta variedad no siempre se desarrolla completamente para cada uno de los modelos, te ofrecemos la posibilidad de realizar un pedido personalizado que requerirá un plazo de varias semanas. Los plazos de entrega para los pedidos personalizados se estimarán en el momento del pedido según el modelo seleccionado.

Un examen detallado, realizado por joyeros Cartier, ha permitido determinar que la joya no ha sido fabricada en nuestra Maison. El modelo presenta numerosas diferencias estéticas y técnicas con nuestras creaciones. Además, no lleva grabado el número individual, como sucede con todas nuestras creaciones. Este número individual permite garantizar la trazabilidad desde su fabricación y a lo largo de todas las intervenciones efectuadas en nuestros talleres.

Dado que se trata de una imitación, no podemos ocuparnos de su reparación. Lo mismo sucede con toda creación modificada por una tercera persona.

Cartier graba sus creaciones joyeras con la condición de que la superficie sea suficiente y de que no haya riesgo de dañar la creación. Este servicio está disponible en nuestras joyerías y en esta página web para ciertos tipos de creaciones y modelos.
Para mayor información, acude a una joyería Cartier, o contacta con nuestro Servicio al Cliente en el +34 900 505 403.