Volver
SIHH logo

Los relojes misteriosos de la Collection Cartier

Cartier presenta por primera vez en el SIHH una selección excepcional de 19 relojes misteriosos.

Estas creaciones representan una proeza técnica y estética en la historia de la Maison y de las artes decorativas. Estos "milagros de la relojería", como los llama la Gazette du Bon Ton en 1925, creados por Louis Cartier y Maurice Coüet, relojero de la Maison, se inspiran además en las investigaciones del ilusionista Jean-Eugène Robert-Houdin. El primer modelo nació en 1912, y su producción no se ha detenido nunca.

En 1973, la Maison adquirió una de estas maravillas en el mercado del arte, dando así inicio a lo que sería más adelante la Collection Cartier. Actualmente, esta cuenta con más de 1600 joyas, relojes, relojes de sobremesa y objetos, y permite a los grandes museos celebrar las creaciones Cartier en todo el mundo con ocasión de retrospectivas mayores.

Esta exposición es una invitación a descubrir estas obras maestras de la relojería, cuya tecnicidad y estilo hacen de ellas verdaderas obras de arte.

Gran reloj misterioso Pórtico

Este es el primer modelo de una serie de seis relojes llamados Pórticos, realizados entre 1923 y 1925.

En ese entonces, la atracción que ejercía Oriente sobre Occidente estaba muy presente en el universo creativo de la Maison. Este reloj adopta la silueta de un pórtico japonés, puerta de entrada a los santuarios sintoístas. En este reloj una figura Billiken, geniecillo barrigón y sonriente que evoca los espíritus benignos que habitan en los lugares sagrados, corona el pórtico conocido como "percha para pájaros" en japonés. Es allí donde se ha instalado el movimiento del reloj. Por su parte, la esfera aparece suspendida como un gong.

Esta pieza fue adquirida por la cantante de ópera Ganna Walska, una mujer de buen gusto y sumamente hermosa que a lo largo de su vida reunió una impresionante colección de joyas, con una preferencia marcada por Cartier.

Large Portique mystery clock

Nils Herrmann, Cartier Collection © Cartier

Cartier Paris, 1923
Oro, platino, cristal de roca, diamantes, coral, ónix, esmalte negro
Vendido a la señora H.F. McCormick (Ganna Walska)

Reloj misterioso Elefante

Este péndulo es el noveno de una serie excepcional de catorce, con animales o figuritas, todos únicos y diferentes, fabricados entre 1922 y 1931, inspirados en los péndulos con tema del siglo XVIII.

Al igual que la serie de los Pórticos, el reloj Elefante refleja la atracción por Oriente en el repertorio creativo de la Maison. En el sureste asiático, el elefante es considerado una montura real. Llevando esta referencia al máximo, en esta pieza el elefante es una auténtica figura de jade china del siglo XVIII. No cabe duda de que su adquisición por parte de un marajá no es una simple coincidencia...

Para ser precisos, fue el marajá de Nawanagar quien adquirió esta pieza, gran cliente de la Maison, para quien Cartier realizó piezas excepcionales, como una montura en forma de penacho para el Ojo del Tigre, célebre diamante marrón de 61,50 quilates.

Los relojes de esta serie son considerados como los objetos más preciosos realizados por Cartier. Cuatro de estas maravillas forman parte actualmente de la Collection Cartier.

Elephant mystery clock - Maharajah of Nawanagar

Izquierda : Nick Welsh, Cartier Collection © Cartier
Derecha : Cartier Archives © Cartier

Cartier Paris, 1928
Platino, oro, jade esculpido, ónix, diamantes, perlas, coral, nácar, cristal, esmalte negro
Procedencia: marajá de Nawanagar

Reloj misterioso Modelo A

El reloj Modelo A es el primer tipo de reloj misterioso producido por la Maison Cartier a partir de 1912.

Su silueta depurada y transparente, con una base de piedra dura, lo convierte en una creación pionera que evoca la estética Art déco mucho antes de que este movimiento alcanzara su apogeo. Varios Modelos A, piezas raras y célebres en el ámbito internacional, fueron adquiridos por personalidades de prestigio. Por ejemplo, esta pieza fue vendida al conde Greffulhe, esposo de la célebre condesa Greffulhe, "la mujer más hermosa de Europa" según Marcel Proust, quien se inspiró en ella para crear a su duquesa de Guermantes.

Su creación se remonta a 1914, y es actualmente el reloj misterioso más antiguo en la Collection Cartier.

Model A mystery clock

Nils Herrmann, Cartier Collection © Cartier

Cartier Paris, 1914
Platino, oro, cristal de roca, ágata blanca, zafiros, diamantes, esmalte blanco
Vendido al conde Greffulhe

Reloj misterioso con eje central

A partir de 1920, Louis Cartier y Maurice Coüet, inspirados por las investigaciones del ilusionista Jean-Eugène Robert-Houdin, superan los límites de la magia y de la técnica con los relojes misteriosos con eje central, en los que la presencia de un solo eje para activar los discos de las horas y de los minutos, deja más espacio libre para la búsqueda estética. De este modo, los relojes con eje central permitieron numerosas variaciones. En esta pieza, la esfera no es de cristal de roca, sino que ha sido tallada en un citrino. La delicada alianza del oro y el esmalte blanco y negro convierte a esta pieza en un sorprendente objeto del periodo Art déco.

Este reloj fue el primer reloj misterioso adquirido por la Collection Cartier. Actualmente, los relojes misteriosos gozan de una gran popularidad en el mercado del arte.

Mystery clock with central axle

Marian Gérard, Cartier Collection © Cartier

Cartier Paris, 1921
Oro, platino, citrino, ónix, diamantes, esmalte blanco y negro

Mystery clocks in the Cartier collection