Este pionero de la aviación es parte de una larga tradición de hombres brillantes que han cambiado el mundo con su independencia y perseverancia.

 

En 1900, su encuentro con Louis Cartier fue un catalizador para sus ansias de progreso. En 1901, el aviador confió a su amigo la dificultad que representaba leer la hora en un reloj de bolsillo durante el vuelo. Tres años después, Louis Cartier revolucionó la relojería al crear para su amigo el primer reloj diseñado para ser llevado en la muñeca.

 

Este reloj, creado en 1904, es el resultado de una búsqueda experimental llevada a cabo por dos visionarios unidos, Louis Cartier y Alberto Santos-Dumont.