C de Cartier

Una C como firma, repleta de elegancia. Una inicial sutil singularmente depurada.